Más en:

Vocero


Vocero:
Recuerdos de mi niñez son los que me trae este vocero. Por las mañanas , nada mas despertarme, se oian las voces de los vendedores matutinos. primero el lechero con sus cabras gritando ¡Mujeres, que ya esta aqui el lechero, traed vuestros cacharros a recoger la leche recien ordeñada! . Y si, alli que iban con sus lecheras impolutas repitiendo el buenos dias y su petición del producto.
Luego pasaba el bollero, vendia sus monas de chocolate recien hechas y gritaba:¡ mujeres que las traigo calentitas!
Despues el panadero. Y una cosa que recuerdo , es el trapero. Cambiaba trapos viejos , por unas muchecas toscas de barro seco y pintadas de rosa fuerte, eran feisimas, pero no habia niña que se resistiera.
Tambien daba sus voces el basurero, habia peleas por ver que basurero se llevaba los desechos del dia . No se tiraba nada, todo lo transformaban en abono organico para la huerta.
Y para voces, la de nuestras madres, mandando darnos prisa que era la hora de entrar al colegio.
Y ya, que vocerio el nuestro, al ir al recreo. Saliamos de estampida
Todo esto es para presentaros a mi " vocero" realizado en punta seca, barniz blando y colofonia, un grabado que tambien lleva aspillera.
Mozart:
El gran genio de la música hoy le hago este pequeño homenage con esta xilografia, en ella lo he dibujado en la faceta de violinista y en su celebre flauta mágica, una fantasia en forma de duetto para este genial compositor.

Música y alegria

Música y alegria

Cuando era niña e iba al circo, lo que mas me atraian eran los payasos. Esos seres tan exagerados en sus ademanes y tan ricos en llevar alegria con sus vistosos trajes y excesivos maquillajes.

Ellos, los payasos, siempre provocaron en mi, ademas de risas, penas. Creia que vestian así por que no tenian dinero para comprerse ropa. Eso me hacia llorar, como ellos, los payasos, que tambien lloran.

En honor a ellos, los payasos, he querido hacer este pequeño grabado en xilografia. Lo mas tipico, con el xaxofón, sus zapatones rotos y esas chaquetas de vivos colores,

Espero os guste, esa ha sido mi intención.

Curiosona

Curiosona
Se pasa el dia en su puerta, mira y todo lo que ve le llama la atención. Si es un niño, se dice : ¿Donde estará la madre para dejar a este solo? Luego se lamentará de lo que le salga
 Al poco pasa una señora y dice: Hay que ver esta como vá , con el dinero que tienen y ella como una prodiosera.
Pasa el señor cura parroco: Ya va este, a ver que me dirá

Esta es su vida, siempre husmeando y haciendo comentarios de todo aquel que por su puerta pasa.

Pobre señora, ella se encuentra asi feliz, ¿ por que no dejarla con sus chismorreos. Claro que en aquellos tiempos , no estaba la televisión con sus programas basura.

Escala a la luna

  ESCALA A LA LUNA

Mamá, mamá, mira que bella está la luna .
Si, hija . Brilla como la plata
Mamá, ¿ que necesito para subir a verla?
Hija, hasta ahora solo han llegado unos astronautas. Lo han hecho en un cohete.
Pero mamá, a mi me da miedo subir en uno de esos cohetes.

La discusión se fué alargando, tanto como el paseo en una noche de luna llena, junto al mar.

La niña se fué a dormir. Entre sueños se vió tomando una escalera muy larga para alcanzar a la luna. Llegó, y vió el mundo a sus pies, e incluso reconoció a sus amigos jugando en el parque. Intentó llamarlos, pero la voz no le salia clara. Quiso jugar con la luna, pero esta no le dejó.
Cuando despertó por la mañana, comprobó que todo habia sido un sueño.

Por eso con el tiempo y siendo mayor, he llevado el sueño a esta escultura. He visto el laberinto, el hueco que dejó en mi alma el que no fuera una realidad. Toda esa amalgama de mi imaginación infantil, he querido que cupiese dentro

La he realizado en madera de abeto. Le he puesto la escala. y he dejado en su sitio a la luna, no está puesta, es de la misma madera.
A veces, los sueños se hacen realidad.

Caracoleo del Lebeche

Esta escultura en bronce titulada " Caracoleo del Lebeche", la hice pensando en los veranos que paso en La Manga del Mar Menor.
Todas las tardes, para refrescar el ambiente, se mueve un aire que viene del sur llamado Lebeche. Este viento es fuerte y hace que el mar haga caracoleos con el agua.
Esos juegos entre azules y dorados de sol, son la inspiración para esta muestra.

Dia de la madre

Dia de la madre

Ahora hay dias para todo, pero el que siempre estará en nuestros corazones, será el de la madre, no tiene que ser una fecha señalada, cualquier dia es bueno para pensar en ella.
Nos dió la vida, nos llevó de la mano hasta que supimos ir por nuestra cuenta. Las noches de llantos, ella estaba allí sin dormir. Si enfermos, no se quitaba del lado de la cama. El mas minimo indice de preocupación, ella lo sentia como propio. Cuando los estudios nos apretaban, ella siempre diligente para que todo estuviera en orden y no faltase comida en casa. Y claro , no se podia hacer ruido por si despistaban a las musas y no podiamos centrarnos.
Cuanto celo y amor.
Todo eso ¿ se lo hemos devuelto? pienso que no, pero tampoco ellas nos lo han pedido.
Deseo, que la mia, esté viendome allá donde se encuentre y reciba , aunque sea tarde, mi cariño y respeto por todo su sacrificio que ha hecho por mi. Mamá te quiero.